Carta a la soledad

La soledad es un concepto dual para las personas. Algunos piensan que es “mala” ya que cuando la vivencian viene acompañada de tristeza, melancolía y angustia. Otros, la consideran “positiva”, una elección propia para relajarse, concentrarse o crecer a nivel personal. Todo va a depender de la forma en la que la interpretemos y la aceptemos.

En esa percepción subjetiva, influyen muchos factores a la hora de evaluar el significado de la soledad: si eres introvertido o extrovertido, tu red social de amistad, tu familia, educación, autoestima, etc. Todo ello nos enseña que no tiene una valoración buena o mala, simplemente dependerá de la actitud que tengamos ante ella.

 

Os dejo esta “carta a la soledad”, en la que la autora expresa a modo personal su opinión:

“Nuestro camino no suele ser compartido, yo entre palabras y tu entre silencios. Amiga desde la infancia, pero una difícil compañera, tan conocida y tan temida. Pese a tu fidelidad, poca gente te quiere a su lado. Es difícil comprender lo valiosa que resultas, ya sólo en pequeñas dosis, ayudas a reflexionar, sanar y retomar la lucha contra las dificultades que nos depara la vida. Y más allá, nos brindas independencia y fortaleza. Cierto es que los extremos nunca han sido buenos, y más en tu caso, que cuando te obsesionas con alguien, puedes consumir almas y marchitar espíritus. Pero en el dominio de tu equilibrio está tu mayor regalo.

Caprichosa y fortuita, esperas paciente a tu presa, deleitándote con cada problema y refugiándote en cada lágrima. Cuántas noches hemos pasado repasando recuerdos. Qué miedo me ha dado siempre ser presa de tus anhelos, pero con la experiencia he aprendido que cuanto más me abra a ti, más equilibrio me otorgas. Por ello, derribo mis defensas y te abrazo con la firme intención de evitar ser esclava de ese miedo atenazante con el que castigas mi mente.

Poco a poco encontraré la manera de quererte a mi lado cuando seas mi aliada y dejarte a la espera cuando mi gente llene ese espacio vacío en el que tu sueles ser la reina”.

 

De acuerdo con la autora, buscar el término medio, es sano. Somos seres sociales, pero a veces necesitamos de un espacio personal para aprender y crecer.

 

¿Cuándo la soledad se convierte en un problema?

 

  • Cuando el exceso de la soledad afecta de forma negativa a nuestro estado de ánimo, es decir, cuando es más una imposición que una elección, hemos de tomar medidas para evitar que afecte a nuestra calidad de vida: Apuntarnos a diferentes eventos sociales, no olvidar nuestros hobbies, apoyarnos en nuestros seres queridos, etc.
  • Cuando por el miedo a estar solo, podemos generar dependencias y falta de criterio ante las relaciones personales.
  • Si el exceso de soledad nos afecta a la hora de tener relaciones interpersonales y las habilidades comunicativas necesarias para convivir en sociedad de forma sana.

 

Cuando estos problemas persisten y no sabemos cómo manejarlos, lo mejor es buscar ayuda profesional.

SI DESEAS MÁS INFORMACIÓN

PIDENOS PRESUPUESTO SIN COMPROMISO

Si desea más información, complete este formulario. Nos pondremos en contacto con usted a la brevedad posible.

Ver  los términos del aviso legal y la política de privacidad

Seleccione los archivos que desee adjuntar
El tamaño máximo para cada archivo es 100 MB

    Centro de Psicologia Virginia Pereira CACERES

    Establecimiento Sanitario Nº de Registro: 10102846

    Calle Virgen del Pilar, 8 / 10002 Cáceres / TELF.  607 01 81 05

    Centro de Psicologia Virginia Pereira PLASENCIA

    Calle Trujillo 11 / 10600 Plasencia ( Cáceres ) / TELF.  607 01 81 05